EL REJUVENECIMIENTO FACIAL CON RADIOFRECUENCIA ES LA ALTERNATIVA REAL A LA INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA

 

El FOTOREJUVENECIMIENTO mediante la aplicación de la Luz Intensa Pulsada (IPL), es uno de los más modernos tratamientos para recuperar la belleza natural de la piel, de forma rápida, indolora y sin período de recuperación.

 

Con la aplicación de pulsos de luz se mejora eficazmente los signos visibles del envejecimiento cutáneo y no solo borra las arrugas sino que mejora la textura de la piel y devuelve al rostro su luminosidad.

 

Es uno de los tratamientos dermocosméticos que mas aceptación esta teniendo entre el público de todo el mundo.

 

La aparatología que se aplica es la Luz Pulsada Intensa (IPL) mediante la que se penetra en la piel con el objetivo de estimular la formación de nuevo colágeno para el rejuvenecimiento facial y mejorar la calidad de la piel.

 

El tratamiento es rápido y prácticamente indoloro. Las sesiones suelen durar 10 minutos y se recomiendan 6 aproximadamente. Se utiliza gel conductor para evitar las leves molestias que puedan existir durante el tratamiento.

 

Es un método por el que se consiguen resultados desde las primeras sesiones, y la recuperación es inmediata, aunque los dos dias posteriores al tratamiento pueden existir rojeces en el rostro.

 

Los resultados son inmediatos y progresivos, optimizándose después de los 3 meses de la sesión.

 

Se consigue una disminución de las arrugas finas y las manchas, un aumento de la elasticidad de la piel, reducción de los poros y aporta una luminosidad extra. Las sesiones no tienen ningún efecto secundario por lo que es un tratamiento muy seguro a la vez que eficaz.

 

Diseñado por JG Designers